Hotel Casablanca

Con influencia del exotismo marroquí, el glamour hollywoodiano y la herencia de la arquitectura española se yergue muy bien localizado en el Viejo San Juan el nuevo Hotel Casablanca, basado en la fabulosa película que data de 1942 y todavía es aclamada. Ya ha pasado poco más de un año desde su inauguración. Sin embargo, sus aromas, su magia y los planes constantes de desarrollo lo convierten en una hospedería nueva y renovada. Justo frente al Callejón de la Capilla, a tan solo una cuadra del Teatro Tapia y del distrito de restaurantes del sur de la calle Fortaleza, el hotel de 31 habitaciones le ofrece a sus clientes una experiencia diferente. Es un poco boutique, bastante acogedor y definitivamente sanjuanero. Arriba en la terraza se colocaron bañeras de piedras calientes para sentir en el cuerpo un junte de sensaciones al atardecer o bajo las estrellas pero siempre a gran altura, disfrutando de un paisaje diferente del Viejo San Juan. Un nuevo uso para una terraza. En Casablanca, siempre están los gerentes Pedro Maldonado o Mariela Anderson. Cuidando como si fuera su propia casa siempre están pendientes de sus huéspedes.

El servicio de concierge es muy bien aplaudido pues el visitante puede coordinar paseos, recorridos turísticos, excursiones, alquiler de vehículo, taquillas para eventos o reservaciones para cenar en los restaurantes. También evocando la misma película, el restaurante del hotel se llama apropiadamente Rick’s Café. En él, el Chef Ernest Hosklhofen desarrollá un particular menú para desayunos que sigue la tendencia del concepto de comida mediterránea. También puede ser visitado para los almuerzos y los sábados se lleva a cabo el Wine Tasting en donde se disfrutan por una tarifa fija excelentes vinos y sabrosas tapas. Esto es previo al Wine Bar que abrirá próximamente, como parte de los planes de crecimiento del hotel. En él los visitantes, huéspedes, locales o transeúntes podrán disfrutar del mismo concepto de vinos y tapas en un ambiente diferente con mucha carisma y personalidad. Es que los muebles fueron restaurados para que lograran el estilo de decoración deseado. Se buscaron los tapizados con mucho ahínco para que las combinaciones fueran las precisas, la razón para viajar en el tiempo hasta aquel 1942. Las lámparas incluso se diseñaron a la medida, siendo mucho más que fuentes de luz, objetos de conversación por su fuerte personalidad a tono con el diseño y la decoración. Las habitaciones fueron finamente amuebladas como cama doble y baño privado. Además se ofrecen las suites en donde se pueden acomodar cuatro personas ampliamente. Nunca imaginaron los arquitectos que copiaron un estilo español que su estructura se adaptaría a un diseño moro para habilitar aquí mismo en el centro del Caribe un sueño de Marruecos con todo su glamour. Para más información puede visitar el Hotel Casablanca en el sur de la calle Fortaleza, a pasos de tiendas y restaurantes, llamar al 787-725-3436 o visitar www.hotelcasablancapr.com.

Por Verónica Rivera

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

OD Puerto Rico is the quintessential luxury, fashion, and digital lifestyle magazine in Puerto Rico, delivering the latest trends in fashion, beauty, art, travel, real estate, and entertainment.

Advertise With Us