Víctor Thomas

Para un profesional que trabaja arduamente con situaciones difíciles como las quiebras, realizar ejercicios físicos, jugar tennis y paletas en la playa, lo ayudan a distanciarse mental y temporeramente de los problemas de sus clientes. Paradójicamente el licenciado Víctor Thomas dice que “me ayuda también a ver las preocupaciones profesionales desde un ángulo diferente y en un ambiente más relajado porque los problemas de trabajo los llevo conmigo siempre”. A la misma vez que se mantiene en buena condición física, Thomas agudiza sus destrezas competitivas y de supervivencia que le sirven muy bien para lidiar con otros adversarios a quienes enfrenta para manejar sus casos. En el deporte como en el ejercicio de su profesión, es de vital importancia la disciplina, la resistencia, la capacidad de concentración, de enfocarse en el objetivo, de no quitarle el ojo a su contrincante, de estar pendiente a su menor movimiento para responder y reaccionar de inmediato.

Como abogado de quiebras en la práctica privada por más de 23 años, el licenciado Víctor Thomas tiene historias que sorprenderían al más experimentado por lo complicado de las situaciones límite a las cuales se enfrenta a diario. Casi siempre las personas que llegan a él toman esta decisión de un día para otro, movidos por problemas de desempleo, de salud propia o de familiares, a quienes tratan de ayudar a sufragar gastos médicos y de pronto se encuentran con que no pueden cumplir con sus necesidades económicas primarias. Otra razón común para que sus clientes recurran a declarase en quiebra es la falta de orientación y protección como consumidores al momento de efectuar transacciones importantes como la compra de autos o de residencias. Thomas está convencido de que muchas  de estas quiebras podrían evitarse con mayor legislación en cuanto a los derechos del consumidor para que no esté a la merced de documentos que firma sin entender.

Su esposa Norma Magriñá es abogada también y trabajan juntos, lo cual para Thomas es muy positivo. “Los intereses están protegidos en todo momento pues siempre hay uno de nosotros presente. Como valor añadido, tenemos la oportunidad de discutir temas delicados en la intimidad del hogar y más relajados”, cosa que tal vez en la oficina no podrían hacer con tanta libertad.

Por otro lado, como en la semana la pareja pasa mucho tiempo junto en el ámbito del trabajo, el ambiente de la playa y de la cancha de tennis, son el momento de reconectarse con el resto de la familia y con sus dos hijos Nicolás y Lucas de 7 y 2 años respectivamente. Mientras él juega, su esposa corre y los nenes se envuelven y se entretienen observándolos, de un lado a otro siguiendo el paso de la bola cuando en la raqueta rebota.

Text por Mariel Echegaray  | Fotos por Senén Llanos

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Ocean Drive Puerto Rico is the quintessential luxury, fashion, and digital lifestyle magazine in Puerto Rico, delivering the latest trends in fashion, beauty, art, travel, real estate, and entertainment.

Advertise With Us