Fernando Villanueva

Observar las pinturas de Fernando Villanueva es como ver la evolución de la historia del arte en imágenes. Comenzó su carrera en el arte a través de la publicidad y la ilustración pero sentía que de esa forma no podía expresar bien su creatividad como artista. “Llegué a trabajar como diseñador gráfico y también hice ilustraciones para libros infantiles y artículos periodísticos. No me llenaba… Comencé a pintar, pero no me gustaba lo que hacía así que una noche, frustrado, al no estar satisfecho destruí el lienzo que estaba trabajando, no volví a entrar al estudio por un mes. Al regresar, con intenciones de cerrar el espacio, me fijé en la manera que había caído los trozos y como creaban combinaciones, entonces esos pedazos fueron utilizados para desarrollar un collage sobre una tela nueva. La destrucción me llevó a crear. Hay mucha rabia envuelta en la forma de pintar y creo que muchos pintores piensan así…”

Para este nativo de San Germán, graduado de la Escuela de Artes Plásticas de San Juan, la mezcla de estilos es “un comentario técnico sobre la historia del arte. Es Dada, medio POP, el criterio es el nonsense o el sin sentido de los movimientos, para mí es como meter todos ellos en una licuadora, retomo la historia y hago otro comentario distinto a los artistas del pasado.” Este potpurrí de imágenes homenajea tanto el movimiento neoclásico hasta el Arte Pop. Fernando demuestra su manejo de técnica, el artista utiliza todo tipo de material para la elaboración de las obras como el acrílico, la tinta china, óleo, rotuladores, entre otros medios.

La mezcolanza de estilos y tendencias sólo tiene un objeto que las une todas, la marca característica del artista son lo que él llama paint holes. “Hay personas que dicen que son puntos, círculos o dots, pero estas manchas redondas de pintura son hoyos en realidad son para ver la parte interna del cuadro…El color de los paint holes siempre es brillante. Mi criterio es utilizar el color en su estado puro, para los hoyos utilizo los colores del mismo tubo o botella sin mezclarlos. En cuanto influencias de artistas anteriores, admito que mi favorito es Jean-Michel Basquiat.” Las referencias a este artista de padre haitiano y madre puertorriqueña frecuentemente asociados con formas primitivas y relacionado con el moviendo pop, son fuertes en la obra de Fernando, sin embargo, él no considera que esté copiándolo. “Verás influencias de otros artistas y otros estilos. Ya todo se ha hecho, no hay nada nuevo…”

La mayor parte sus pinturas son collage, el artista pega trozos de papel u objetos bidimensionales al plano del lienzo, las otras piezas aunque no contengan esta técnica combinan diversas referencias a movimientos y hechos importantes dentro de la historia del arte de los últimos quinientos años. “Mi estilo de collage no se limita a la acción de pegar papel sino que es más bien un collage pictórico donde las imágenes pintadas están sobrepuestas en la tela. Mezclo todo tipo de temas relacionados a la historia del arte”, explica el artista. La obra LOL, que formó parte de su última muestra que comparte el mismo título contiene este tipo de técnica. Las siglas LOL o Laughing Out Loud es referente al lenguaje abreviado que se utiliza en los SMS o textos de los celulares y cibernéticos. El fondo del cuadro comienza con separaciones de color que impregnan un lienzo en blanco. Fernando ha dejado que la pintura corra a la parte inferior del cuadro permitiendo que las manchas creen formas al azar. En la zona superior izquierda, emerge una boca con labios pintados de rojo que intenta hablar, se podía considerar que los labios son una referencia al movimiento del Pop-Art. En la esquina de abajo aparecen dos desnudos en blanco y negro. Casi colocado en el centro vemos las tres letras LOL y de nuevo sus paint-holes de azul y negro están presentes. “La interpretación del espectador es muy importante, me gusta darle poca información acerca de mis pinturas, creo que sus ideas son válidas a la hora de entender mi obra…” Villanueva se nutre de las referencias históricas pero además los símbolos que utiliza son una alegoría acerca de la manera que el mundo del arte de forma comercial e histórica, se mueve en estos tiempos. Quizá su obra LOL habla de este mercado y su experiencia como artista. En esta pieza están a la mira objetos que reseñan los movimientos internacionales

Fernando Villanueva igualmente transcurre por símbolos referentes al arte puertorriqueño y latinoamericano. Lo vemos en la obra My Version donde el artista rescata dos emblemas pertenecientes al pueblo puertorriqueño: el jíbaro de Manuel Frade y un racimo de plátanos verdes que en gradiente, cambian a guineos amarillos. En el plano estos frutos aparecen de gran tamaño colgando de la parte superior derecha del lienzo. El campesino de Frade emerge en miniatura de una cortina elaborada por la acumulación de gotas de pintura azules y rosados, el hombre se ve de forma borrosa, en la pieza de Villanueva no tiene protagonismo como en la pintura original. Este ramillete que aparece magnificado une a todas las clases sociales de Puerto Rico así como lo indica el nombre de cuadro original El Pan Nuestro.

Sus últimos cuadros tratan un tema que se repite en la obra de casi todos los artistas: el bodegón. La serie representa unos floreros de gran tamaño que portan distintos tipos de flores y plantas, la mayoría tropicales. Los colores que utiliza el artista son brillantes y maneja distintas técnicas para lograr la imagen. “Busco un tema que se repite dentro de la historia de la pintura en este caso escogí el bodegón…mis naturalezas muertas no contienen simbolismo como suele pasar con aquellas que se hacían en el pasado donde cada objeto es una alegoría a otra cosa.” El lienzo I’ll Run tiene de protagonista un recipiente con flores rojas con detalles turquesas y amarillos, el receptáculo de azul celeste descansa sobre lo que parece un pasamanos de un balcón, la única forma que tiene perspectiva, pero el artista consigue que la parte superior de la pintura, las flores, mantengan armonía entre la perspectiva y los objetos planos sin que parezcan dos obras distintas. Esas flores están pintadas de forma rápida con mucha energía pero manteniendo las formas sin que se pierda su representación. Entre los objetos representados en el plano el artista añade textos de canciones populares, “…cuando pinto escucho música, la palabra cantada de algunas de de estas canciones se me quedan grabadas y automáticamente la añado en el lienzo. No hay simbolismos ni representación de nada a veces no tienen que ver con la obra tan siquiera, es sólo algo que me gustó en el momento y decido darle un lugar en la obra…”

Los colores presentes recuerdan tonalidades de El Caribe y se pueden encontrar en la mayoría de los cuadros de artistas locales, pero Villanueva defiende el uso de estos matices diciendo que “…la paleta tropical es sólo un comentario y no es de su uso normal.” Como había mencionado el artista anteriormente, no quiere que se le clasifique bajo un movimiento específico con el intento que su arte sea más internacional y menos local y Fernando Villanueva demuestra su capacidad como artista en cuanto a su dominio en tema, técnica y color… siempre artísticamente rebelde.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

OD Puerto Rico is the quintessential luxury, fashion, and digital lifestyle magazine in Puerto Rico, delivering the latest trends in fashion, beauty, art, travel, real estate, and entertainment.

Advertise With Us